Usted está aquí:Inicio/Minería/Industria/EN RESPUESTA A COLUMNA PUBLICADA EL 16 DE MARZO EN DIARIO FINANCIERO: PUNTO POR PUNTO. “PESE A PLANES DE CONTENCIÓN, MINERAS AUMENTARÁN 5,2% COSTOS DE PRODUCCIÓN ESTE AÑO”

EN RESPUESTA A COLUMNA PUBLICADA EL 16 DE MARZO EN DIARIO FINANCIERO: PUNTO POR PUNTO. “PESE A PLANES DE CONTENCIÓN, MINERAS AUMENTARÁN 5,2% COSTOS DE PRODUCCIÓN ESTE AÑO”

 

EN RESPUESTA A COLUMNA PUBLICADA EL 16 DE MARZO EN DIARIO FINANCIERO: PUNTO POR PUNTO

“PESE A PLANES DE CONTENCIÓN, MINERAS AUMENTARÁN 5,2% COSTOS DE PRODUCCIÓN ESTE AÑO”

Gino Sturla Zerene

Ingeniero Civil, MSc. - Doctor © en Economía – Universidad de Chile

24 de marzo de 2018

 

 

Resumen

Se efectúa un análisis completo la columna que da origen a este artículo, esto es, punto por punto se van aclarando los aspectos conceptuales y de carácter práctico contenidos en ella. Con datos de fuentes oficiales y un análisis económico de mercado, se identifican e interpretan los elementos relevantes de la columna. Así, las aclaraciones, más que críticas específicas, dan lugar a una forma consistente de leer las afirmaciones, la que se puede sintetizar de la siguiente manera: “Las altas proyecciones del precio del cobre y las expectativas de inversión en el sector, generarán ingresos cuantiosos para las empresas de la gran minería del cobre en Chile, los cuales permitirán pagar eventuales alzas, normales en una economía de mercado, en el precio de los insumos, incluyendo el factor trabajo y en particular las demandas de las negociaciones colectivas”. Más aún, el análisis de la columna del diario financiero ratifica lo expuesto por el autor el día 14 de marzo de 2018, “habrá recursos suficientes para mejorar sustantivamente los beneficios de los trabajadores, los cuales podrían aumentar hasta en un 50% sin inconvenientes” y da lugar a medidas concretas: incrementando bonos de productividad, continuidad operacional y gestión (entre otros), sueldo base de los trabajadores y la cantidad de haberes asociados a la indemnización, a fin de mejorar la competitividad de largo plazo, y de ofrecer estabilidad laboral, tal como sugieren los expertos en la columna del diario financiero.

 

Artículo

En letra cursiva, subrayado y entre comillas se presenta cada parte de la columna publicada el día 16 de marzo en el diario financiero. Bajo cada una de ellas se efectúan las aclaraciones respectivas, evaluando su contenido conceptual y práctico. Los títulos corresponden al autor. Al final de cada punto se efectúan síntesis breves, con las cuales se construye una síntesis final, sustentando así la forma consistente de leer la columna en cuestión.

 

1. Encarecimiento de costos y eficiencia

“El encarecimiento de los insumos, así como el gran número de negociaciones que enfrentará la industria, tendrá efectos en el gasto. Mantener a raya los costos de producción, esa parece ser la principal tarea para la gran minería chilena en este año”.

En primer lugar, se debe aclarar que el factor trabajo corresponde a un insumo para la industria minera, y así como ésta enfrenta la variabilidad en los mercados de cualquier insumo físico también la enfrentará en el mercado del trabajo. En segundo lugar, cabe destacar que es tarea permanente de cualquier industria es producir de manera eficiente, no es una tarea asociada a un año específico.

Respecto al encarecimiento de insumos físicos esto es cuestionable, por ejemplo, en relación a dos insumos claves: por un lado el precio del petróleo se proyecta al alza [1], no obstante el precio de la energía eléctrica caerá un 33% en los próximos 5 años según datos oficiales de la Comisión Nacional de Energía (CNE) [2], esto último asociado a la incorporación de fuentes renovables no convencionales y la interconexión SIC-SING.

Los dos insumos anteriores representan, de forma directa, 1.5 veces aproximadamente el costo del insumo trabajo [3]. El precio del factor trabajo se fija en el mercado del trabajo el cual responde rápidamente a las expectativas del sector minero, moduladas tanto por el precio del cobre como por rankings internacionales, donde Chile aparece hoy como el país más atractivo para la inversión minera en América Latina. De esta forma, con o sin negociaciones colectivas, el mercado del trabajo recoge estas condiciones favorables y aumentan las expectativas de salarios y beneficios [4]. El ajuste es relativamente rápido en una economía de mercado: si se proyectan aumentos de rentabilidad en una industria, hay señales concretas de que podrá pagar mejores remuneraciones; bastante similar a lo que ocurre con los inversionistas.

Síntesis Punto 1. Así, lo estipulado en este punto indica que lo relevante tiene que ver con el funcionamiento normal de una economía de mercado, si se proyecta un aumento en los ingresos del sector de la gran minería, aumentará el costo de los insumos y en particular del trabajo.

 

2. La gran minería: dos empresas y desafíos

“Y es que a la fecha, dos de las principales faenas del país han adelantado que a pesar de los esfuerzos y de los planes de ahorro que mantienen, sus costos de producción comienzan a subir en paralelo a la mayor apreciación de la libra de cobre”.

Antes de entrar en el detalle de las dos empresas en necesario enfatizar un elemento vital, el aumento de las proyecciones del precio del cobre. Cochilco y el Consejo Minero indicaron para el año 2017 la proyección del precio del cobre fue de 2.70 dólares la libra y para el año 2018 de 2.95 dólares la libra. Una reproyección oficial efectuada este indica que para 2018 el monto será de 3.06 dólares la libra [5]. Así, la primera proyección del precio del cobre es un 9.3% mayor a la de 2017 y la segunda, vigente actualmente, es un 13.3% mayor. Ambas son sustantivamente mayores al 5.2% esperando para el alza de los costos.

Lo anterior es consistente con las aclaraciones efectuadas en el punto anterior y serán de mucho apoyo para las dos subsecciones siguientes.

2.1 Codelco

“Es el caso de Codelco, que a pesar de que entregará sus resultados oficiales de 2017 a fines de mes, ya adelantó que los costos de producción se dispararon en 7,8% los últimos doce meses, pese a los esfuerzos que han realizado desde la corporación, que acumulaba cuatro años con el costo C1 a la baja. De hecho, los planes de la principal empresa del país, apuntan a capturar ahorros por más de US$ 550 millones al 2020, en segmentos como la contratación de servicios, compra de bienes y reducción de inventarios”.

Si bien se presenta el aumento de costos, no se presentan los resultados de la estatal, la cual desde 2015 al tercer trimestre de 2017, tuvo un excedente total positivo de aproximadamente 750 millones de dólares. Para poder efectuar una comparación con las grandes mineras privadas se debe sumar el monto anual entregado a las fuerzas armadas, que supera los 2.650 millones de dólares, esto es, Codelco en los 3 últimos años ha tenido utilidades por sobre los 1.000 millones de dólares anuales, en promedio. Los planes de ahorro de Codelco dicen relación con aspectos particulares de la compañía, que debe pagar enormes créditos para ejecutar proyectos de inversión, ya que por ley sus utilidades deben ir al fisco [6]. Más aún, pese a tener mineral de menor calidad que las demás mineras, Codelco presenta un costo directo de producción (comúnmente llamado C1) muy similar [7] al resto de las grandes mineras, sin embargo, no se aprecian los mismos resultados en las demás compañías, todo lo contrario, muchas de ellas han presentado pérdidas; esto se omite absolutamente en la columna del diario financiero.

2.2 Antofagasta Minerals

“Misma tendencia fue la que relevó Antofagasta Minerals (AMSA), brazo minero del grupo Luksic, que en su entrega de resultados la semana pasada informó que su costo neto de caja se situó en US$ 1,25 la libra, lo que representa un aumento del 4,2% en comparación al ejercicio anterior. Sin embargo, pese a que proyectan que este plan les aporte US$ 100 millones más durante este ejercicio, también se espera un crecimiento de los costos de hasta un 8%, lo que se explicaría por el efecto adverso producido por el precio del dólar, y el aumento de los insumos claves del negocio”.

Antofagasta Minerals es una de las empresas con menores costos directos, 1.25 dólares libra de cobre, los cuales comparados con los 3.06 dólares por libra proyectados oficialmente en 2018 para el precio del cobre, dejan en evidencia que está compañía tendrá utilidades enormes durante 2018. Aquí se debe recurrir a lo que se indicó al comienzo de este punto, sea 4.2% y 8% el aumento de los costos, éste está totalmente compensado por el aumento del precio del cobre, de un 13.3% según datos oficiales. Es más, según el estudio de López y Sturla (2017), investigadores de la Universidad de Chile, Minera Los Pelambres de AMSA, presenta en los últimos años rentabilidades anuales, sobre su stock de capital, cercanas al 100% antes de impuestos [8].

Respecto al tipo de cambio (o precio del dólar) sumando insumos directos e indirectos, más de un 80% de los costos de la compañía no dependen del tipo de cambio [8], son las empresas pequeñas y medianas que exportan, las que están efectivamente expuestas al tipo de cambio, en el corto plazo. Las remuneraciones podrían ser un costo que fluctúe con el tipo de cambio, no obstante hay dos elementos a considerar que disipan el efecto: primero, todos los análisis financieros de rentabilidad de mediano y corto plazo de esta empresa (y todas las demás) consideran las fluctuaciones del tipo de cambio, sus análisis son en dólares, jamás en pesos chilenos; y en segundo lugar, el consumo de los trabajadores corresponde a bienes importados, por ende si es una preocupación el efecto adverso del tipo de cambio, se deben subir inmediatamente las remuneraciones, y ni siquiera los trabajadores deberían solicitarlo.

2.3 Desafíos del sector

“Uno de los mayores desafíos de la industria es contener las presiones de costos para mantener la sustentabilidad de largo plazo de las operaciones y no erosionar la competitividad”, explicaron en el reporte, agregando que estos esfuerzos son claves para habilitar nuevos proyectos a futuro, producto del nivel de inversión que estos requieren. En la misma línea, los expertos del CRU acaban de actualizar sus proyecciones para la industria, y según estos cálculos, en 2018 el costo caja subirá en 5,2%”

Esto ya ha sido explicado en detalle previamente, desde que se inicia un proyecto toda compañía debe ser competitiva, sino sus resultados no entregarán rentabilidades iguales o superiores a las de mercado. Los niveles de inversión que requieren los proyectos mineros son altos, pero esto no es nada nuevo y la evidencia empírica muestra que pese a periodos malos del precio del cobre se ha logrado sustentar la inversión requerida para mantener la producción y tener resultados muy por sobre la tasa de mercado. Ver las referencias [3] y [8] para detalles.

Síntesis Punto 2. Es posible sustentar, para el sector, que el aumento de la proyección precio del cobre respecto al año 2017, de un 13.3%, compensa absolutamente el 5.2% de encarecimiento de los costos. Además es claro, y justificado con datos oficiales, que los resultados tanto para la estatal como para AMSA durante el 2018 serán cuantiosos, independiente de sus planes particulares o su tratamiento de los costos.

 

3.Negociaciones Colectivas

“La preocupación de los expertos es que estas cifras puedan ser aún mayores, teniendo en cuenta los antecedentes de la industria local en anteriores ciclos de altos precios. “Hay una tendencia preocupante de que cuando sube el precio del cobre, por más que hagas el esfuerzo, hay un efecto natural a relajar el control de costos”, explica Miguel Ángel Durán, profesor de Minería de la Universidad Central” El docente pone como ejemplo el alza de los bonos por término de negociación colectiva que ya se han visto en los casos de Collahuasi y Pelambres, y advierte que el gran número de negociaciones que se avecinan este año, tendrá un efecto directo en la reducción de costos, poniéndole más difícil la tarea a las mineras. “No digo que sea fácil, pero el desafío es logar acuerdos estratégicos de largo plazo, con bonos menores, pero asegurando estabilidad laboral”, explica”.

Lo que dice el experto tiene sentido en la economía en su conjunto, cuando hay rentas económicas no captarlas genera ineficiencias, las que se acentúan exponencialmente en la medida que crecen las rentas no captadas. No obstante, este efecto natural a relajar el control de los costos corresponde a un mal manejo de las ganancias por parte de las empresas, algo que ocurrió en el boom registrado durante la década pasada [9], pese a las frecuentes recomendaciones efectuadas por organismos internacionales, en particular el Banco Mundial [10] y la OCDE [11]. Esto no tiene nada que ver con las negociaciones colectivas, dice relación exclusiva con una negligencia económica de las compañías, antecedente que el mismo experto ratifica.

Respecto a la propuesta de lograr acuerdos de largo plazo en el contexto de las negociaciones colectivas, disminuyendo bonos y aumentando estabilidad laboral, se pueden inferir algunas cuestiones de fondo. Si el experto quisiera ser consistente con su relato, debería indicar que lo mejor sería aumentar los bonos en este periodo en que el precio del cobre tiene una tendencia al alza y volver a negociar posteriormente. Esto pues menciona que las empresas de la gran minería no supieron manejar el ciclo alto de los precios de cobre y habría una tendencia natural a relajar el control de éstos, así la preocupación fundamental de las compañías debería ser invertir en capital físico, capital humano, capital natural e investigación y desarrollo; lo cual ha sido enfáticamente propuesto por la OCDE [13] y la CNP [12]. Incrementar los incentivos para los trabajadores mediante bonos está directamente relacionado con los objetivos anteriormente señalados.

Respecto a la estabilidad laboral, el experto no deja claro que esta está expuesta al funcionamiento de los mercados, no obstante, si las empresas quisieran lograr esto, es bastante simple y hay recursos para hacerlo: aumentando el sueldo base en las negociaciones colectivas e incluyendo los todos los beneficios como parte de las indemnizaciones, ante eventualidades inestabilidades laborales.

“Para el director de Plusmining, Juan Carlos Guajardo, el cambio en la tendencia del precio se produjo a fines de 2016 y apunta a que esta es una oportunidad para impulsar un cambio de paradigma en la industria, con una mirada menos transaccional en las negociaciones. “Sería muy propicio que se tomaran perspectivas de largo plazo, más allá del bono, si queremos ser competitivos hay que instalar una agenda de mayor alcance que apunte al real problema de la minería, que es la productividad”, dice. El gerente general del Consejo Minero, Carlos Urenda, agrega que el desafío no es sólo para las empresas, sino que “para diversos organismos del Estado, la industria minera en general, sus trabajadores y otros actores”.

El director de Plusmining, indica hay que apuntar a la competitividad de largo plazo, esto debería ser una preocupación permanente de las empresas mineras; es claro que han fallado, pero podrían corregirla. Un elemento sustantivo en el contexto de las negociaciones colectivas corresponde al aumento de los bonos de productividad, continuidad y gestión, entre otros, establecidos en los contratos colectivos, instrumentos reconocidos por las mismas mineras como necesarios para optimizar los procesos productivos.  

Respecto a lo que indica el gerente general de consejo minero, sus palabras ratifican y validan la columna del autor “En Beneficio de La Gran Minería del Cobre. El año de la Negociaciones Colectivas: Una Gran Oportunidad” del día 14 de marzo de 2018 [4], en la cual se presenta el contexto actual de las 33 negociaciones colectiva como una oportunidad para mejorar los indicadores del sector, en particular aquellos que dicen relación con las relaciones laborales y las huelgas.

Síntesis Punto 3. Lo mencionado por los expertos consultados dice relación con elementos fundamentales como la estabilidad laboral, la competitividad, la productividad y los desafíos conjuntos de empresas, trabajadores y autoridades. Todo lo anterior es totalmente compatible y sustenta la mejora sustantiva de los incentivos establecidos en un contrato colectivo. En particular, los bonos de productividad, continuidad operacional y gestión, entre otros, están diseñados como incentivos para mejorar la competitividad de las compañías; el sueldo base y la indemnización están asociados a la estabilidad laboral; y finalmente el desafío conjunto ratifica los elementos planteados por el autor en la columna del día 14 de marzo de 2018.

 

4.Síntesis final y afirmaciones consistentes

Se presentan las síntesis efectuadas encada sección, las cuales serán de utilidad para sustentar afirmaciones consistentes.

  • Síntesis Punto 1. Así, lo estipulado en este punto indica que lo relevante tiene que ver con el funcionamiento normal de una economía de mercado, si se proyecta un aumento en los ingresos del sector de la gran minería, aumentará el costo de los insumos y en particular del trabajo.
  • Síntesis Punto 2. Es posible sustentar, para el sector, que el aumento de la proyección precio del cobre respecto al año 2017, de un 13.3%, compensa absolutamente el 5.2% de encarecimiento de los costos. Además es claro, y justificado con datos oficiales, que los resultados tanto para la estatal como para AMSA durante el 2018 serán cuantiosos, independiente de sus planes particulares o su tratamiento de los costos.
  • Síntesis Punto 3. Lo mencionado por los expertos consultados dice relación con elementos fundamentales como la estabilidad laboral, la competitividad, la productividad y los desafíos conjuntos de empresas, trabajadores y autoridades. Todo lo anterior es totalmente compatible y sustenta la mejora sustantiva de los incentivos establecidos en un contrato colectivo. En particular, los bonos de productividad, continuidad operacional y gestión, entre otros, están diseñados como incentivos para mejorar la competitividad de las compañías; el sueldo base y la indemnización están asociados a la estabilidad laboral; y finalmente el desafío conjunto ratifica los elementos planteados por el autor en la columna del día 14 de marzo de 2018.

En base a lo anterior se presentan las siguientes afirmaciones. Éstas no sólo presentan consistencia económica, sino que además permiten una lectura de la situación actual del sector minero que complementa lo expuesto en la columna del diario financiero, todo con datos oficiales y análisis económico de mercado.

  • “Las altas proyecciones del precio del cobre y las expectativas de inversión en el sector, generarán ingresos cuantiosos para las empresas de la gran minería del cobre en Chile, los cuales permitirán pagar eventuales alzas, normales en una economía de mercado, en el precio de los insumos, incluyendo el factor trabajo y en particular las demandas de las negociaciones colectivas”.
  • Ampliar el espectro del análisis considerando costos y beneficios, como en cualquier situación, la columna del diario financiero ratifica lo expuesto por el autor el día 14 de marzo de 2018 [4], “habrá recursos suficientes para mejorar sustantivamente los beneficios de los trabajadores, los cuales podrían aumentar hasta en un 50% sin inconvenientes”, incrementando bonos de productividad, continuidad operacional y gestión (entre otros), sueldo base de los trabajadores y la cantidad de haberes asociados a la indemnización, a fin de mejorar la competitividad de largo plazo y de ofrecer estabilidad laboral, tal como sugieren los expertos en la columna del diario financiero.

 

5.Referencias

[1] Detalle y datos oficiales en el siguiente artículo del New York Times. https://www.nytimes.com/es/2018/01/17/precio-petroleo-alza-demanda/

[2] Se puede revisar esta columna basada en datos oficiales de la Comisión Nacional de Energía de Chile. http://www.revistaei.cl/2017/05/22/precio-la-energia-bajara-33-periodo-2017-2021-pese-alza-gas/

[3] Para detalles, se pueden revisar las memorias anuales de las empresas de la gran minería del cobre en Chile. www.svs.cl

[4] Al respecto, revisar la columna del autor publicada por el autor el día 14 de marzo del presente año. http://www.federacionminera.cl/en-beneficio-de-la-gran-mineria-del-cobre-el-ano-de-la-negociaciones-colectivas-una-gran-oportunidad/

[5] Ver detalle en el “Informe de tendencias del mercado internacional del cobre”, emitido tanto para 2017 como 2018. www.cochilco.cl

[6] El detalle se puede apreciar en la página web de la compañía. www.codelco.cl

[7] COCHILCO (2017). “Anuario Estadístico de la Minería”. Comisión chilena del cobre. Santiago. Chile.

[8] R. López y Sturla, G. (2016). “Cómo captar las rentas del cobre en Chile”. Serie de documentos de trabajo SDT-437 p.1-19. Departamento de Economía, Facultad de Economía y Negocios, Universidad de Chile.

[9] Sturla, G. et al. (2016). “Nuevas estimaciones de la riqueza regalada a las grandes empresas de la minería privada del cobre: Chile 2005-2014”. Serie de documentos de trabajo SDT-435 p.1-28. Departamento de Economía, Facultad de Economía y Negocios, Universidad de Chile.

[10] Banco Mundial (2016). “World Development Indicators”. www.worldbank.org

[11] OCDE (2013). “Productivity measurement with natural capital”. Economic Department. OECD Economics Department Working Papers, No. 1092, OECD Publishing.

[12] CNP (2017). “Productividad en la gran minería del cobre”. Comisión Nacional de Productividad. Chile.

[13] OCDE (2018). “Production Transformation: Policy Review of Chile”. www.oecd.org/chile/